Campaña "Irse de casa no es la solución"

Miércoles 17 de mayo de 2017

Bajo este título, la Policía de Investigaciones de Chile lanzó, el 17 de mayo, una nueva campaña para evitar las presuntas desgracias de preadolescentes y adolescentes. La iniciativa se orienta crear conciencia sobre los riesgos a que están expuestos los jóvenes que abandonan voluntariamente sus hogares y a cómo activar factores protectores en el núcleo familiar.

Según la estadística, de las 8.395 órdenes de investigar recibidas por la PDI en el año 2016 por presunta desgracia, un total de 3.795 corresponden a preadolescentes y adolescentes, abarcando el rango etáreo de 10 a 17 años, lo que se traduce en un 45% del total, siendo el grupo con mayor cantidad de presuntas desgracias.

Al respecto, la subcomisario Carolina Meza, de la Brigada de Ubicación de Personas (Briup) Metropolitana, explicó que “las causas del extravío de estos jóvenes son distintos a los que afectan al resto de la población. La mayoría de los menores de edad tienden hacer abandono voluntario de su domicilio particular, residencia u o hogar de menores, por motivos tales como rebeldía, falta de comunicación, problemas conductuales, aburrimiento, diversión con amigos, pareja, embarazo precoz, deserción escolar, problemas en el núcleo familiar y ambiente hostil, dentro de lo que se considera situaciones de maltrato infantil, alcoholismo, drogadicción, violación, abuso sexual, padres ausentes, desobediencia y desacato de órdenes”.

La campaña –con carácter nacional y que será difundida a través de redes sociales- busca contribuir a generar una mayor conciencia en el entorno y en los propios preadolescentes y adolescentes sobre los riesgos a los que están expuestos al abandonar su hogar y los mecanismos educativos sobre el extravío de menores.

 

Ver más notas