¿Por qué comprar textos escolares originales?

viernes 3 de marzo de 2017

Imagine que está en viendo una película en el cine y empieza a notar algunas fallas de edición: algunas imágenes están borrosas, faltan partes, e incluso, en algunas escenas los protagonistas aparecen de cabeza.

Por supuesto, si esto ocurriera y como Ud. compró su entrada en un comercio establecido, podría exigir que la empresa respete sus derechos de consumidor.

Sin embargo, cuando esto pasa con un libro falsificado – adquirido en el mercado informal- se pierden estas garantías. Además de la continuidad de la historia.

Por ello, la Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual, entrega algunos tips sobre las diferencias entre un libro original de otro falsificado, los cuales son especialmente útiles en esta época del año para la compra de textos escolares de lectura complementaria.

Cubierta: en el caso de estos textos falsificados presentan colores o imágenes no claras y con manchas en su portada, con color difuminado.

Papel: en un libro pirata es diferente al empleado en la versión original, esto se distingue en su calidad, color, textura, brillo, transparencia (opacidad), o gramaje; características que son fácilmente detectables.

Diagramación: en un libro genuino es siempre regular, en cambio en un libro pirata usualmente presenta márgenes inclinados y desiguales.

Impresión: en un texto original la calidad es uniforme, clara y se caracteriza por su limpieza ya que no posee manchas. Sin embargo, en el libro pirata tiene una impresión borrosa e irregular y el entintado no es parejo. Esto último es más evidente en el código de barra.

Color: en la mayoría de los casos, los libros falsificados son en blanco y negro. En cambio los originales poseen más de un color en sus diagramación.

Encuadernación: El armado de un libro pirata es diferente a uno original. Si el genuino está en cuadernillos cosidos con hilo, el pirata está pegado con cola fría o neoprene. Si el Original tiene refuerzo en tela, el pirata no lo tiene y sus hojas se desprenden fácilmente.

Fallas comunes: es muy frecuente poder observar en los libros piratas una numeración no correlativa en sus hojas, por ejemplo de la página 298 salta a la 300. En ocasiones, los libros falsos ni siquiera traen el final del texto, o vienen con páginas al revés.

Finalmente, se debe considerar que quien no compra con boleta se arriesga a no tener garantía ni devolución por un producto pirata, no tendrá derecho a reclamo ni a ninguna compensación económica por falla del texto.

 

Ver más notas