Cómo evitar los delitos informáticos más frecuentes

miércoles 19 de julio de 2017

El uso masivo de tarjetas bancarias como medio de pago ha facilitado la vida de numerosas personas, pero también, ha propiciado el surgimiento de delitos asociados a la industria bancaria, como la clonación de tarjetas y hackeo de cuentas.

Desde el año 2014 a mayo de 2017, la PDI ha recibido un total de 3.223 denuncias por delitos informáticos, siendo el más frecuente el de sabotaje con 2.003 denuncias. Seguido por el de adquisición y/o almacenamiento de material pornográfico infantil con 600 casos, y el de espionaje con 528.

Gráfico: Denuncias recibidas por delito informático. Período 2014 a mayo de 2017

Al respecto, el comisario Cristián Ramírez, de la Jefatura Nacional de Delitos Económicos y Medio Ambiente, explica que el sabotaje informático se presenta cuando: “los delincuentes se apropian de las cuentas de correo electrónico o redes sociales de las personas, enviando mensajes a sus contactos para pedir dinero, bajo la excusa de una emergencia. De esta forma, el dueño de la cuenta es víctima de sabotaje informático y quien responde al mensaje y efectúa el depósito, del delito de estafa”.

Algunas de las recomendaciones para evitar este tipo de delitos son:

  • Utilice una conexión segura a Internet y evite las redes wifi públicas o gratuitas.
  • Mantenga su antivirus actualizado.
  • Asegúrese de utilizar siempre sitios web reconocidos u oficiales verificando que cuente con el candado de seguridad y que la dirección comience con https://.
  • No abra correos electrónicos o archivos con remitentes desconocidos y nunca siga links de correos para ingresar al sitio de su banco.
  • No entregue vía telefónica o por correo electrónico antecedentes personales, como número de tarjeta de crédito o coordenadas de transferencias bancarias, u otros datos que puedan ser utilizados posteriormente por los delincuentes.
  • Revise periódicamente las cartolas asociadas a sus tarjetas y cuenta corriente.
  • Tenga a mano el teléfono de su ejecutivo bancario, o fono emergencia, para efectuar el bloqueo de la tarjeta en caso de operaciones irregulares.

 

Ver más notas