Detectives especializados en delitos contra los DD. HH.

viernes 10 de febrero de 2017

En 25 años, la Brigada Investigadora de Delitos Contra los Derechos Humanos (Bridehu) de la PDI ha estado presente, con sus investigaciones, en  más de 1.000 procesos judiciales seguidos en Chile por hechos ocurridos entre 1973 y 1990.

El profesionalismo y especial sensibilidad de sus detectives ha permitido la consolidación de esta unidad cuya creación responde a los requerimientos de los tribunales de justicia tras darse a conocer, en 1991, el informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (Informe Rettig).

Esta comisión, por Ley, le da un mandato al Estado, obligándolo a querellarse en los casos de detenidos desaparecidos. El Ministerio del Interior forma un equipo de abogados, quienes a su vez deben buscar apoyo en un órgano auxiliar de la Justicia. Fue entonces que se crea, en abril de 1991, la Comisión de Coordinación y Análisis Institucional,  que con 5 detectives es la precursora de la Brigada Investigadora de Asuntos Especiales y de Derechos Humanos 2004 y, posteriormente, Brigada Investigadora de Delitos Contra los Derechos Humanos (2007).

 “En un momento dado, era necesario saber qué fue exactamente lo que ocurrió en los tiempos del gobierno militar, y, en ese sentido, saber qué derechos humanos se habían conculcado y crear instituciones que pudieran trabajar en ese marco y con ese objetivo. Por eso, era importante que los jueces pudiéramos tener no sólo equipos colaboradores, sino que tuviesen una dedicación especial, como es el caso de la Brigada de DD.HH:” –sostuvo el ministro de la corte, Mario Carroza, en un artículo publicado por la revista Detective en agosto de 2014.

Entre las causas por violaciones a los derechos humanos ocurridas entre los años 1973 y 1990, algunos de los casos más emblemáticos -por su transcendencia y complejidad- han sido las muertes de los ex presidentes Salvador Allende y Arturo Frei,  los homicidios del cantautor Víctor Jara y Orlando Letelier, y  aquellos vinculados a la “Operación Cóndor”, “Colombo”, “Caravana de la Muerte”, “Colonia Dignidad” y “Conferencia”, entre otros.

En la actualidad, la Bridehu posee  tres áreas de gestión investigativa: cortes de apelaciones, fiscalías militares y Ministerio Público, insertándose tanto en procesos del antiguo como del nuevo sistema procesal penal, aunque la mayor parte de su labor (75%) se centra en las causas por violaciones a los Derechos Humanos ocurridas entre 1973 y 1990.

En todos estos ámbitos se requiere reforzar con herramientas formativas el perfil profesional de los detectives. “Uno de los ejes fundamentales para esta brigada es la capacitación de quienes la integran. Ello ha permitido reforzar el respecto y la valoración de los derechos  fundamentales como una condición intrínseca del ser humano, como también el debido acceso a la justicia. En cada investigación se utilizan técnicas de recolección de datos que permiten sustentar,  metodológicamente, cada etapa del proceso investigativo, contribuyendo así a reconstruir la historia de nuestro país. Pero, sobre todo, esclarecer crímenes de lesa humanidad, demostrando el compromiso con cada una de las víctimas y con muestra misión fundamental.”- señala la jefa (s) de la Brigada Investigadora de Delitos Contra los Derechos Humanos, subprefecto Carolina Namor.

Para más información: http://www.pdichile.cl/revistas/revista162/162.pdf (Páginas 20-25)

 

 

Ver más notas